A veces la vida moderna nos sepulta con su gran carga de trámites burocráticos. Especialmente en todo lo relacionado a nuestras viviendas. Trámites inmobiliarios, usufructo y muchas cosas pueden marearnos, pero con un poco de atención podemos salir del apuro.

Estar al día con el IRPF es muy complicado, casi un trabajo más, por ese existen los contadores. Si tienes dudas con los conceptos de Nuda Propiedad y Usufructo, no lo pienses más, continúa leyendo este artículo.

Ahora bien, ¿Qué es la Nuda propiedad? Es el derecho de una persona sobre un bien, en la que su relación sobre ese bien es de ser propietario. Se tiene el dominio del bien, pero no  su  total posesión. 

El usufructo, en cambio, es un derecho que permite a una persona disfrutar de los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma. Puede tener que ver con bienes inmuebles o muebles.

Si vives en España, a la hora de hacer tu declaración de rentas, sólo debes mencionar aquellos sobre los que tengas usufructo, no Nuda Propiedad, ya que no serías el propietario usufructuante de ese bien.